Consejos para comprar un telescopio

comprar-telescopio

Comprar un telescopio requiere una labor de investigación previa de manera que el aparato que finalmente termine por adquirirse reúna las características exactas que precisamos en cada momento.

Hay que tener en cuenta que cada persona que se dispone a realizar la compra de un telescopio tiene unas circunstancias concretas (un presupuesto y un nivel de conocimientos determinado) y es en base a estas en las que se debe realizar la elección.

El presupuesto del que se disponga, el nivel de experiencia o el uso al que vaya a destinarse van a condicionar la compra, o al menos, es lo que debería tenerse en cuenta para acertar a la hora de comprar un telescopio.

A la hora de comprar un telescopio hay que valorar tanto el objetivo, que es el elemento óptico que capta la luz y la concentra sobre el ocular, como la montura.

Respecto al objetivo, hay tres clases de ellos, Refractores, Reflectores y Catadióptricos.

Los Refractores son indicados si lo que se pretende es la observación planetaria, pero no la mejor opción para observar nebulosas o galaxias. Si quien vaya a utilizarlo tiene un nivel de principiante posiblemente son la elección más adecuada.

Los Reflectores son más asequibles de precio ya que sus lentes no son tan caras. Disponen de una abertura mayor, por lo que ofrecen mejores prestaciones en la observación de cielo profundo, ya que, utilizados correctamente, permiten apreciar más detalles. Si quien va a darle uso tiene un nivel más avanzado o aspiraciones de realizar observaciones más completas, serán los que mejor encajarán en este caso.

Los Catadióptricos sólo están recomendados para usuarios de nivel experto. Su precio es más elevado y sus prestaciones son más complejas.

En cuanto a la montura, puede elegirse entre la Azimutal y la Ecuatorial. La primera permite gran libertad de movimiento, pero no es la adecuada si se pretende hacer un seguimiento fotográfico.

En definitiva, no se trata de buscar el aparato que más aumentos o luminosidad ofrezca, sino el que se adapta mejor al uso que se le vaya a dar y al presupuesto disponible.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *