¿Podría haber vida en alguno de los satélites de Saturno?

Titán, Mimas, Jápeto, Dione, Rea, Tetis, Pandora, Febe, Hiperión, Jano, Pan, Helena, Prometeo, Epimeteo, Atlas, Telesto, Calipso, Dafne, Metone, Palene, Pollux, Paaliaq, Ymir, Kiviuq, Albiorix, Anthe, Siarnaq, Ijiraq, Narvi, Greip, Bebhionn, Hyrokkin, Skoll, Aegir, Skadi, Surtur, Tarvos, Erriapo, Thrymr, Mundilfari, Suttungr, Farbauti, Bestla, Loge, Bergelmir, Fenrir, Fornjot, Tarqeq, Jamsaxa, Kari y Encélado son los nombres de los satélites naturales de Saturno, y es precisamente en este último satélite, Encélado, en el que basaremos este artículo.

La razón por la que hablaremos de este satélite, es porque en un recientemente descubrimiento la NASA encontró un océano en su polo sur donde hay agua liquida y como sabemos el agua es generalmente un signo de vida.

Encélado tiene aproximadamente 500 kilómetros de largo y es el sexto satélite de saturno en cuanto a su tamaño, la nave Cassini, enviada por la NASA para estudiarlo, hizo una exploración en su Polo Sur y se encontró con que a unos 2 kilómetros de profundidad había un océano líquido.

En su parte norte tiene unas fracturas o ranuras de ventilación que son denominadas rayas de tigre, por las que expulsa vapor junto con pequeñas partículas de hielo y se piensa que debido experimentar diferentes cambios en su morfología en los últimos años.

Acerca del Proyecto Cassini de la NASA

Cassini es una nave espacial enviada por la NASA en el año 1997 e inició su misión en Saturno tras su llegada en el año 2004, es decir, 7 años mas tarde y regresará a la tierra tras 20 años de estar en orbita y haber hecho un recorrido sobre la superficie de Saturno, sus anillos y sus satélites, con hallazgos tan importantes como el que mencionamos de Encélado.

Cassini cuenta con 2 herramientas capaces de recabar muestras de hielo y gases los cuales podrán ser analizados para una información mas veraz sobre la superficie de este satélite del famoso planeta de los anillos.

Posibilidades de vida fuera de la tierra

La inquietud de saber si estamos o no solos en el universo ha perseguido al hombre a lo largo de miles de años por eso se ha dedicado a estudiar las estrellas y a explorar otros planetas, en la medida en que los avances tecnológicos lo han permitido.

Para la Nasa el hecho de descubrir agua fuera de nuestra atmósfera es un tremendo hallazgo que nos pone en perspectiva sobre nuestras propias capacidades intelectuales, ya que no sabemos la evolución que puedan tener esas vidas que se descubran, sin embargo aun no se ha comprobado la existencia de las mismas.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *