Saltar al contenido

La extinción de los dinosaurios fue la génesis para esta especie animal

Rana verde de ojos rojos

Los antepasados ​​de esta rana arbórea de ojos rojos (Agalychnis callidryas) pueden haber conseguido su gran ruptura gracias a la misma extinción en masa que aniquiló a los dinosaurios.

Las ranas fueron las grandes oportunistas de la extinción de los dinosaurios

A raíz de ese evento hace 66 millones de años, que marca el final del período Cretáceo y el inicio del Paleogene, las especies de ranas sufrieron una rápida diversificación. Para comprender mejor cómo evolucionaron las ranas, los científicos crearon un nuevo árbol filogenético -un diagrama de ramificaciones de las relaciones evolutivas- utilizando datos de cientos de genomas de ranas.

A partir de esto, examinaron tasas y patrones de diversificación de especies y descubrieron que los grupos de ranas más modernos no se originaron en el Mesozoico, como se pensaba. En cambio, alrededor del 88% de las especies de ranas vivas -incluyendo todas las ranas arbóreas- provenían de tres linajes principales que surgieron alrededor de la época del evento de extinción Cretácico-Paleógeno.

Como muchas especies que florecieron después de los dinosaurios, estas ranas pueden haber ocupado de manera oportunista nichos ecológicos repentinamente dejados libres. Y las ranas arbóreas en particular pueden haberse beneficiado de la pérdida masiva de vegetación y el posterior repunte de los bosques en el planeta.