Miles de árboles desaparecen cada año en el Amazonas sin ser talados, un misterio que parece estar resuelto

logjam

La selva amazónica es la principal fuente de biodiversidad y un importante absorbente del dióxido de carbono del mundo. Sin embargo, grandes extensiones de esta selva están muriendo cada año, más de lo que pueden explicar los culpables tradicionales de la deforestación; la tala y la agricultura.

Ahora, un investigador ha utilizado más de 30 años de imágenes satelitales para demostrar que las inundaciones causadas por “Logjams”; -piezas grandes de madera que obstruyen parcial o totalmente los canales del río- puede ser el factor que falta.

“Logjams” un asesino silencioso

Para descubrir cómo y dónde los logjams causaron inundaciones, el investigador miró las imágenes de la selva tropical en Bolivia occidental de 1984 a 2016, buscando las áreas que reflejaron los colores de la luz infrarroja que típicamente significan la tierra y la arena desnudas.

Encontró que 22 ríos mostraban inundaciones repetitivas causadas por logjams. Los pilotes a veces masivos vuelven a dirigir el flujo de agua, erosionan las riberas de los ríos y transportan grandes cantidades de arena, matando a los árboles cercanos.

Cada inundación puede destruir miles de árboles, que mueren después de que el suelo que rodea sus raíces es arrastrado.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *