Por aqui en Centro Americano se ven esos fenomenos, eso párese como que va ser un cataclismo. Dios.

Responder