Un pulpo y una anguila hacen de las suyas bajo el mar

pulpo-anguila-monta-encima-batalla-1

¿Quién pensaría que los cowboys son solo del medio oeste norteamericano? Así fue la intención de este divertido protagonista queriendo demostrar que todo es posible en la vida con ganas y una gran dosis de interés.

¿Cuán grandioso sería si pudiese montar una anguila sin ser electrocutado? podrás imaginar que pensó un pulpo antes de cometer tal gracia. Fue bautizado como el Cowboy de las profundidades.

En el vídeo se puede observar como el pulpo se aferró fuertemente con sus tentáculos a la cabeza de una anguila para que este no lo devorase. Forcejearon durante segundos antes de lograr escapar dejando mientras huía un chorro de tinta, su arma preferida para evitar amenazas de depredadores.

Es conocido que las anguilas son fervientes depredadores del pulpo en conjunto con otras especies grandes de peces, delfines hasta incluso pájaros. Sus mejores armas de defensa son su capacidad de camuflaje en cualquier lugar, su chorro de tinta y su capacidad de esconderse en lo lugares más pequeños del océano. Cabe destacar que el pulpo no posee el sentido del oído desarrollado como otras especies utilizado para intuir la presencia de sus depredadores.

Aquí el vídeo:

Fuente: http://www.dmax.marca.com/

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *