Saltar al contenido

Descubren una bacteria antienvejecimiento en la isla de Pascua

La aclamada fuente de la juventud estaría situada en la mitad del océano Pacífico, a mas 3.500 km de Chile. Allá se halla la isla de Pascua, pequeña porción de tierra famosa por sus ‘moái’, las tradicionales cabezas gigantes a cuya sombra medraría una bacteria antienvejecimiento, afirman los cientificos.

isla-pascuaEsta composición natural, llamada ‘rapamicina’, la cual fue descubierto en 1963. Desde ese momento, el estudio no se ha detenido y dejó probar su eficiencia en la prevención de determinado género de tumores, en el combate de hongos y en la prevención del rechazo a órganos trasplantados, difundió el sitio ‘Chemical & Engineering News‘.

Asimismo aumentó las esperanzas de vida de ciertas especies de animales, como las moscas de la fruta y un género de de gusano, debido a la eliminación de una proteína llamada ‘mTOR’. Además de esto, conforme con las investigaciones efectuadas en ratas, las hembras llegaron a vivir un 10 por ciento más y los machos un 14 por ciento más que aquellas que no fueron tratadas. Asimismo los perros mostraron mejoras considerables en su función cardíaca.

Efectos colaterales

Sin embargo, la ilusión de no avejentarse puede causar varias dificultades, en tanto que los cientificos alarmaron sobre los efectos desfavorables que pueden tener los tratamientos, puesto que al eliminar el sistema inmune provocaría que el organismo padeciera infecciones, con lo que el siguiente paso sera desarrollar compuestos que no tengan efectos nocivos.

A pesar de las dudas, Brian Kennedy, autor del estudio y director del Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento, aseveró que la rapamicina “es bastante buena en lo que hace”, con lo que explico que si consiguieran “alterarla”, estarían delante de una “ocasión espectacular”.