Saltar al contenido

De nuevo Hubble capta una estrella muerta

Hubble no deja de sorprendernos,la NASA y la Agencia Espacial Europea ha conseguido una captura de un cuerpo celeste que murió hace mucho tiempo. La estrella fallecida pertenecía a la zona DEM L316A, que muestra unos ‘mechones’ ondulantes de gas ionizado y está ubicada a unos 150.000 años luz de distancia en una de las galaxias más próximas a la Vía Láctea, la impresionante Nube de Magallanes (LMC).

La explosión que formó el área fue un caso de una pluralidad singularmente enérgica y deslumbrante de supernova que se conoce como tipo Ia. Este suceso se genera en el momento en que una estrella enana blanca “roba más material del que puede manejar de su compañero próximo y se desestabiliza”, señala la NASA.

imagen-hubble

Como efecto, se genera una liberación de energía en forma de una explosión refulgente, que expulsa las capas exteriores de la estrella al espacio circundante a velocidades enormes. Ahora, este gas expulsado pasa a través del material interestelar que lo calienta y también ioniza, generando un frajil brillo, que es precisamente lo que ha capturado el telescopio espacial Hubble.

Fuente: NASA