Saltar al contenido

Joven argentino cambia su rostro por el de un ser de fantasía

Captura instagram -luispadron.elf

Ha invertido más de 35.000 dólares americanos para cumplir su sueño de transformarse en un ser de fantasía que refleje “su percepción de la belleza”, así lo definió él.

Luis Padrón es un muchacho de 25 años de Buenos Aires, Argentina, quien reconoce su obsesión por los personajes fantásticos de este tipo de genero de literatura, como los ángeles y los duendes, hasta el punto de llevar su obsesión a la propia realidad transformándose en uno de ellos.

Being mysELF #elf #silverhair #whitehair #albino #alien #scleras #luvcolourvue #plasticsurgery #plasticsofhollywood #longhairboy #neverendingstory #labyrinth

Una publicación compartida de Luis Padron (@luispadron.elf) el

Conforme recoge los medios informativos del país, el joven ha gastado más de 30.000 dólares americanos en cirugías plásticas para lucir como un auténtico elfo, una criatura fantástica caracterizada por su gran belleza y larga vida, perteneciente a las historias de la mitología nórdica y germánica.

On All Hallow’s Eve, when the moon is found, a virgin will summon is from under the ground. #elf #darkelf #elfears #witchcraft #witch #hocuspocus #silverhair #whitehair #plasticsurgery #plastic #plasticsofhollywood #colourvue #luvcolourvue #cloak #vampire #renaissance #livingdoll #malecorset #malemakeup

Una publicación compartida de Luis Padron (@luispadron.elf) el

La fuerte obsesión de este joven habría empezado en el colegio, donde afirma que era acosado continuamente por su compañeros. Estos sucesos hizo que se alejara de las compañía escolar y se sumergiera en la lectura de este tipo de genero fantástico.

When all started?????? #plasticsurgery #rhynoplasty #plasticsofhollywood #elf #silverhair #liposuction #beyondthedarkveil #whitehair

Una publicación compartida de Luis Padron (@luispadron.elf) el

Conforme Padrón, quien se ha bautizado como ‘el príncipe de plástico’, con el paso del tiempo las personas empezaron a tomarlo en cuenta y confiar en él “por el hecho de que era único”, un hecho que lo animó a seguir con su pretensión de transformarse en un ser que refleje “su propia percepción de la belleza”.

No obstante, el joven afirma que aun debe someterse a varias intervenciones quirúrgicas, para cambiar el aspecto de sus orejas (cortadas y en punta), de su mandíbula por una más afilada y levantar sus ojos (para que luzcan como los de un gato).

Fuente: periodismo.com